Adiestradores profesionales y Técnicos en corrección de conducta

conecta con adiestrador canino

 

 

adiestramiento en negativo

Se trataría de aquel sistema de adiestramiento conductista que pone el énfasis en el uso de estímulos negativos, aplicados tanto como refuerzos o como castigos

Aunque es habitual hablar indistintamente de refuerzo negativo y de castigo, no son lo mismo. Un castigo es un estímulo negativo que se le presenta al perro como consecuencia de un comportamiento y que tiene como finalidad que el comportamiento en cuestión deje de producirse. Un refuerzo negativo, sin embargo, es un estímulo negativo para el perro, que desaparece o no se da si se produce determinada conducta, con lo que esta tenderá a consolidarse......es decir, busca que la conducta reforzada negativamente tienda a repetirse (el "premio" para el perro será la desaparición del estímulo negativo).

Por mucho que nos cueste admitirlo o nos parezca que este tipo de adiestramiento merece un reproche ético, la realidad es que se ha utilizado y se sigue haciendo hoy......y que funciona, pués su base teórica es tán sólida y demostrada como la del refuerzo positivo.

No obstante, ambos adiestramientos, positivo y negativo, tienen particularidades que les hacen diferentes:

Los padres del adiestramiento moderno a principios del siglo XX, empleaban técnicas compulsivas basadas en el condicionamiento negativo. Sus resultados podían ser buenos, pero estaban muy entrenados en usar estas técnicas.......Sobre todo, es importante basarse más en el refuerzo negativo que en el castigo. Si el planteamiento del trabajo es corrécto, el perro debe ver en el guía el refugio y solución a sus problemas........lo veremos esto más claro en la sección dedicada al collar de impulsos.