Adiestradores profesionales y Técnicos en corrección de conducta

conecta con adiestrador canino

 

 

La llamada

La llamada es la orden más importante que debe conocer cualquier perro.....y también es la que más problemas les causa a los dueños (que fácil es enseñar a nuestro cachorro a que se siente y que dificil resulta que venga cuando le llamamos).

Varias cosas complican la enseñanza de la llamada. En primer lugar.....las asociaciones negativas que hace el perro con la orden.....¿cuando llamamos al perro?: cuando lo vamos a recoger para terminar el paseo, cuando no queremos que vaya hacia otro perro, cuando no queremos que huela o coma porquería, cuando no queremos dejar que se acerque a paseantes......¿y nos extrañamos de que no venga?....como ya he dicho en algún otro sitio: los perros no valoran las cosas como buenas o malas.......hacen otro tipo de valoración......podrán concluir que algo es divertido o aburrido.......deseable o indeseable....seguro o peligroso.....y muchos dueños consiguen en poco tiempo que la llamada sea algo indeseable/aburrido......y si además regañan al perro cuando lo cojen....además añaden que acudir a la llamada sea peligroso.....

¿Y como hacemos?......pues las situaciones varían en función de cuestiones como la edad del perro, el entorno, las distracciones.....etc. Si hablamos de un cachorro.....estos empiezan a explorar el mundo desde una base segura (en la naturaleza su madre y en el parque su dueño).....por eso al principio los cachorros suelen ser bastante obedientes a la llamada......se aprovechamos bien esta fase podremos "Informar" al cachorro de que venir a la llamada es divertido, seguro, deseable......para ello llamaremos al cachorro periódicamente (cada 5 o 10 minutos) utilizando algún comando de elección (Aquí, Ven, Here.....), que siempre irá precedido por el nombre del perro.......En cuanto el perro empieza a venir felicitamos (bien.....) y cuando llega le alagamos con unas palmaditas......y le volvemos a liberar (sigue, hale, vale, go....).

Si el perro es adulto o el cachorro no atiende a la llamada será imprescindible colocarle una cuerda de unos 10 metros......le llamamos como hemos dicho y si no viene tiramos de la correa......felicitando como si vinierea voluntariamente........palmaditas y liberamos......

La idea es que vaya confiando en la llamada.......no pone fin a la diversión........y, en ocasiones, da acceso a cosas muy agradables. Es buena idea exparcir unos trozos de salchicha por la hierba sin que el perro nos vea......en un momento dado le llamamos....tiramos de la cuerda y le mostramos lo que hemos "encontrado".....En otras ocasiones es posible que nos adelantemos y veamos antes que él la llegada de el compañero con el que se lo pasa en grande todas las tardes.....es un buen momento para llamar (tirar de la cuerda si es necesario) y premiar liberando hacia el juego con el otro perro.....

Si somos constantes con estas pautas, en poco tiempo el perro no dudará en venir a la llamada (confía)....y podremos ir retirando la cuerda (que es algo engorrosa).

 

ANSIEDAD POR SEPARACIÓN