Adiestradores profesionales y Técnicos en corrección de conducta

concecta con adiestrador canino

 

 

Que hacer si mi perro tira de la correa.

Los perros pueden tirar de la correa por diferentes motivos que, además, pueden aparecer solos o mezclados. Las principales causas de los tirones son

Bueno, podría seguir poniendo razones por las que un perro puede tirar, pero con estas me basta para ilustrar lo que quiero trasmitir. El origen de la conducta es primordial conocerlo para poder poner el mejor remedio a la situación.
En general, además de las múltiples causas, que insisto en que pueden mezclarse, la otra razón por la que a veces se complica la corrección de este problema  es la falta de consistencia en el tratamiento por parte del dueño. No hay nada peor para una corrección de conducta. Ponte en el lugar del perro……imagina que estás acostumbrado a tirar de la correa porque piensas que esta es la forma adecuada de pasear y de alcanzar tus metas……normalmente arrastras a tus dueños sin problemas, pero en un momento dado, a raíz de que los ves hablando con una persona extraña que se nota que habla sobre ti por los gestos que hace con tu correa, notas que no puedes arrastrar a tu dueño como lo venías haciendo. En lugar de eso, cuando tiras de la correa tu dueño se detiene y no hay manera de moverlo hacia adelante……..En esta situación, la primera opción que va a elegir el perro (y la que elegiría una persona, por cierto) es tirar con mayor fuerza e interés. Si consigue su objetivo, aunque solo sea de vez en cuando, lo que habremos conseguido es entrenar al perro para que tire con más fuerza.
He puesto un ejemplo basado en una de las técnicas que se pueden utilizar para evitar que el perro tire (parar o darse la vuelta cada vez que el perro tira). En realidad hay más técnicas y elegir entre unas y otras va a depender del problema del perro y del gusto del propietario.
En este artículo meramente me voy a limitar a explicar una técnica de las que yo denomina “Inocuas”- Me refiero a que, en el caso de que la apliques mal, no tendrás efectos secundarios importantes o secuelas en el perro. Esto no sucede con otras técnicas que requieren más supervisión.
Bueno……la idea es sencilla……consiste en utilizar collar de hebilla y correa larga (unos 3 metros) y establecer un “pacto” con el perro: “Si no tiras, tu diriges el paseo……..pero si tiras, el paseo lo dirijo yo”. Es sencillo. Colócate en un lugar amplio y empieza a aplicar la norma con paciencia……cuando el perro se pone a tirar no dices nada  pero tranquilamente te das la vuelta y comienzas a caminar en dirección contraria…….el perro puede sentirse sorprendido  y resistirse un poquito al principio…….pero enseguida tomará de nuevo la iniciativa, te sobrepasará y tirará en la nueva dirección………hacemos lo mismo, nos damos la vuelta y caminamos en otra dirección……..comprenderás que esto puede tardar un tiempo en ser comprendido por el perro, por lo que prepárate para avanzar poco en estos paseos. No los midas por distancia, midelos por tiempo. Si tienes 20 minutos dedícalos a hacer esto, aunque te parezca tonto.  ……. Eso si, cuando el perro empieza a dejar de tirar le seguiremos donde vaya (ese es el trato)….también le esperaremos en sus olisqueos……..
La idea es que el paseo vuelva a ser el momento de relax que debería ser para todo perro.