Adiestradores profesionales y Técnicos en corrección de conducta

concecta con adiestrador canino

 

 

Nuestro querido Border Collie

Soy un ferviente enamorado de los perros. Me fascinan. Como educador canino, no me canso de observarlos. No hay dos perros iguales. Cada uno tiene su personalidad y sus condiciones. Como sucede con las personas, su comportamiento es el resultado de la interacción entre su genética y el entorno ambiental(Yo soy yo y mis circunstancias.....que decía Ortega). 

Durante miles de años el hombre ha aprovechado las condiciones del perro en su beneficio. Así se han ido seleccionando las distintas razas de caza, de pastoreo, de guarda, de tiro......y de compañía. Cada raza responde a muchos años de selección dirigida al cumplimiento de una función específica. Igual que por selección dirigida la ganadería cada vez ha ido siendo más productiva (ejemplares que dan más leche, más huevos, más carne.....), las razas de perro fueron mejorando y especializándose hasta límites insospechados si tenemos en cuenta el punto de partida: el lobo salvaje. 

Hoy me pregunto si estamos siendo conscientes y garantes del legado que tenemos en nuestras manos con cada raza de perro. Pienso que del mismo modo que tratamos de evitar la extinción de especies en peligro o realizamos ambiciosos planes en defensa de nuestro patrimonio cultural e histórico, deberíamos tomar conciencia del devenir que está tomando gran número de razas caninas en nuestros días y del tipo de selección que se está haciendo. 

Reconozco que una de las principales razones de fondo puede estar en la pérdida de funcionalidad práctica de la mayoría de razas. Es decir, la caza ha dejado de ser un medio de subsistencia, el pastoreo extensivo y la transhumancia tienden a desaparecer, no necesitamos trineos de perros.....etc. Se podría decir que la función principal del perro en nuestros días es la de animal de compañía. 

Es verdad que los perros siguen ayudándonos (perros guía, detectores de droga, perros de rescate....) y que existen muchos y grandes aficionados con gran dedicación  a multitud de deportes caninos como el agility, el mondioring, el freesbee, el freestyle.....Por no hablar de las pomposas instituciones dedicadas al fomento de las razas caninas, los clubes de raza, los campeonatos de belleza, los estándares de raza, los pedigrees.......etc.

El problema no es la afición o la cantidad de personas que amamos a los perros. La cuestión que me planteo es si estamos actuando consecuentemente con el legado genético que nos han dejado nuestros antecesores plasmado en cada una de las razas caninas que conocemos. 

border collie 11 meses aprendiendo a conducir oveja

Centrando un poco más el problema, hablemos del Border Collie. Lo que hace especial y diferente a un Border no es su color, su tamaño o su pelo......diría que ni siguiera es su inteligencia o agilidad, porque todas esas cosas son características secundarias o derivadas de la principal: su fuerte instinto de pastoreo. Este es el legado y lo que hay que preservar. Si a un ejemplar de la raza, que nunca haya visto ovejas, le ponemos ante un rebaño y dejamos que actúe en libertad observaremos la expresión de su instinto. Si el instinto es bueno tenderá a cortar la carrera de las ovejas y a agruparlas, tratando de dejar a las ovejas entre él y el pastor. Nadie se lo ha enseñado (y si tratamos de enseñárselo, seguramente estropearemos al perro).......es así.....viene de serie......el "adiestramiento" del pastor consistirá en pulir esta conducta (que no muerda a las ovejas, que no ande muy cerca para no estresarlas, que las traiga a la orden....etc). 

¿Y como se selecciono esta pauta instintiva?. En realidad el perro cuando interactúa con la oveja está activando conductas de caza: acecha, persigue, rodea, corta el paso.....todos son comportamientos que podemos ver en una manada de lobos mientras embosca a una presa. El hombre se ha servido de estas conductas para su beneficio, suprimiendo las que no le interesan (morder/matar) y potenciando las más prácticas (acechar). Pero hay que tener en cuenta que los pastores no sabían mucho o nada de adiestramiento (hoy hablamos de conductismo, clicker, adiestramiento en positivo.....). Ellos no eran nada complicados: si el perro les servía le utilizaban y si no lo desechaban.......naturalmente, tratarían de cruzar los mejores ejemplares en busca de la mejor camada y volvían a repetir el ciclo: el perro útil sobrevivía y el que no lo era se desechaba. 

Es duro para nuestra sociedad aceptar algunas cosas. Escondemos la realidad, nos expresamos con eufemismos, miramos para otro lado......pero la naturaleza es dura y la selección (natural o humana) también lo era. Por su puesto, soy un hombre de mi tiempo. No propongo "desechar" a ningún perro, pero si que tomemos conciencia del origen de nuestras razas y actuemos en consecuencia y con respeto a lo conseguido. La batalla la reconozco perdida desde el principio: ¿como podríamos conseguir que solo se criara con los Border Collie que hayan demostrado su instinto adecuado con las ovejas?. Si vamos a una exposición de belleza, probablemente ninguno de los Border que veamos en el ring habrán sido presentados a las ovejas. Cualquier persona puede comprar un Border Collie en una tienda y criar con él........No veo la forma de evitar esto ni de que las razas acaben por degenerar.

Mi granito de arena.

Como dice mi mujer, quizás me preocupo mucho por las cosas........tiendo al pesimismo y siempre estoy esperando la desgracia sin disfrutar el momento. El momento es ahora y sigue habiendo ejemplares de Border Collie que me hacen llorar cuando los veo trabajar. No hay raza más primitiva y conseguida que esta en la función que desarrolla. Sus gestos, movimientos, posturas, miradas.....no dejan de emocionarme. En honor a ello practico pastoreo con mis perros. No estoy a su altura pero hago lo que puedo por buscar y criar ejemplares dignos de su raza. No tengo muchos perros (3) ni muchas camadas (una cada dos años).......pero no vendo cachorros que no hayan demostrado tener instinto con las ovejas.......si no lo tiene los regalo con el compromiso de que su propietario ha de castrarlo antes de cumplir los 9 meses. Sobre si son bonitos o feos júzguenlo ustedes......a mi me da igual.